Saltar al contenido
Con mi bebé

Materiales Montessori: ¿cómo empezar?

materiales montessori

Cuando leemos o escuchamos hablar del método Montessori, nos llega a la mente la famosa Torre Rosa. Sin embargo la mayoría desconocemos el potencial del método Montessori para el desarrollo de los niños y las niñas.

Por ello, es importante reconocer el hecho que el material Montessori fue diseño científicamente en un contexto experimental dentro del aula, teniendo como punto de partida los intereses de los niños y su etapa evolutiva

Para empezar, los materiales Montessori son herramientas que ayudan al desarrollo del conocimiento y pensamiento abstracto. Por lo tanto, brinda múltiples habilidades a los pequeños, entre ellas: estimula la creatividad, facilita el aprendizaje activo, entre otros. 

Materiales Montessori: Características comunes

Las características principales de los materiales Montessori son:

  • Sensoriales: se aprende través de los sentidos.
  • Manipulativos: es bien conocido que los niños aprenden a través de sus manos.
  • Lúdicos: permiten que se diviertan mientras aprenden. Es un detalle muy importante. 
  • Progresivos: va desde lo concreto hacia lo más abstracto.
  • Repetitivos: permite que aprendan a través de la repetición constante. 
  • Parte de las necesidades específicas del niño y procura satisfacerlas.
  • Permite que los niños aprendan a esperar su turno.

Los materiales Montessori permiten la autoeducación y pueden dividirse en distintas áreas como son: vida práctica, lenguaje, sensorial, matemáticas, historia y geología; botánica y zología; y música.  

Vida Práctica 

Son todas aquellas actividades relacionadas con del día a día, como lo es, ordenar, vestirse, desvestirse, entre otras.

Estas son de gran importancia para la progresión de las demás actividades de las diferentes áreas, puesto que con ellas el peque estimula y desarrolla el autocontrol de sus movimientos. 

Por ello es primordial que los objetos que utilicen sean reales, y que estén adaptados a un tamaño que los niños puedan manejar.

Por lo tanto, es esencial que en cada bandeja de cada área del método, los niños tengan lo necesario para ejecutar la actividad y sobre todo que las encuentre en el perfecto orden que debe utilizarlas.

De esta forma, el niño  podrá organizar su pensamiento y así seguir un orden en sus pasos para llevar a cabo la actividad en cuestión. 

Las actividades de esta área, le permite al niño coordinar sus movimientos, estimulando la psicomotricidad fina, y la coordinación ojo-mano. 

Los materiales incluidos en el área de Vida Práctica tenemos: 

Los bastidores

Con estos bastidores de vestir Montessori, los niños aprenden los distintos tipos de broches o botones de las prendas de vestir, con la intención de que cada uno de ellos brinde una forma y método o habilidad diferente, que efectivamente pueda repetir varias veces hasta dominarlo.

Entre ellos están: bastidores de hebillas, de cordones, de botones grandes, entre otros. 

Desenrollar un individual

El propósito de esta actividad es enrollar y desenrollar, para así desarrollar la coordinación y fortalecer los dedos.

Se puede utilizar por ejemplo; un individual de bambú, de esos que se usan para hacer sushi. 

Doblar servilletas

Esta actividad estimula la concentración en los niños, por ello se sugiere que la demostración de cómo hacerlo se haga lentamente para que el niño pueda lograrlo. 

Ayudar en los quehaceres de la casa

Barrer, para desarrollar la coordinación viso motora.

Limpiar o secar superficies, esto ayuda que el niño aprenda a que como parte de la familia es responsable de mantener la casa limpia. 

Sobre todo ayudar en la casa le confiere la sensación de que su aporte es bien acogido por todos.

Ayudar a doblar la ropa, cortar frutas, guardar cubiertos, ayudar a pesar los ingredientes, cascar un huevo, entre otras muchas actividades sencillas. Más abajo detallamos algunas más según la edad.

Para los más peques, resulta muy útil hacerse con una torre de aprendizaje para que estén más altos y puedan llegar a la encimera de la cocina o a la mesa del comedor. Así se sienten más partícipes de las actividades cotidianas.

Actividades de Vida Práctica

En la vida práctica, se pueden trabajar con niños y niñas entre 2 años y medio a 3 años las siguientes actividades:

  • Poner la mesa
  • Vestirse y desvestirse
  • Barrer
  • Limpiar el polvo
  • Regar las plantas
  • Lavarse los dientes
  • Peinarse

Con 3 años y 3 años medio:

  • Lavar los platos
  • Arreglar flores y plantas
  • Cortar frutas y verduras
  • Recortar papel
  • Limpiar sus zapatos
  • Limpiar los cristales
  • Doblar la ropa, servilletas, etc.

Con 4 años en adelante:

  • Encender una vela
  • Marcos de vestir que requieran de mayor esfuerzo y concentración
  • Hacer la cama

 Área sensorial 

Las actividades de esta área, buscan desarrollar los sentidos de los niños dotándolos así de una mejor comprensión de la realidad.

El propósito en sí de este material es hacer razonar al niño a través de la observación: tocar, organizar, comparar, etc. Así se le permite desarrollar la visión de lo concreto a lo abstracto.

Entre los materiales del área sensorial encontramos:

Cilindros de botón:

Son 4 boques de 10 cilindros cada uno, que tienen un botón para poder cogerse fácilmente.

Estos permiten comprender conceptos como: pequeño, grande, bajo alto, fino y grueso, entre otros.

Ayuda a los pequeños a desarrollar fortaleza en sus manitas y favorece la coordinación ojo-mano, y los prepara para la escritura. 

Cilindros sin botón 

Es básicamente igual que los anteriores sin embargo, estos no tienen botón y son de colores. Permiten que experimenten diferencias al apilarlos, unirlos, etc.

Como las actividades Montessori están interconectadas entre sí, aunque son de diferentes colores estos tienen las mismas dimensiones que los cilindros de botón. 

Por lo tanto, a cada bloque con botón le corresponde uno sin botón, así pueden asociar y comparar visualmente las diferencias entre ambos. 

La Torre Rosa

La esencia de esta es que los niños (aproximadamente de dos años y medio) logren comprender, e interiorizar el concepto de tamaño y volumen.

Trabaja también el desarrollo visual, la longitud, la concentración, el orden, e indirectamente ayuda al niño para las matemáticas.

Consta de 10 cubos de color rosa, es decir un único color, y la diferencia entre estas es de un centímetro cúbico. Por su puesto la Torre Rosa está relacionada con todos los materiales Montessori.

Actividades del área sensorial

También en esta área podemos encontrar materiales que trabajen todos los sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. 

En el Área sensorial para los niños de 2 años a 2 años y medio:

La caja de colores I, de preferencia la más sencilla. Se puede ir aumentando gradualmente con el resto de cajas.

De 3 años a 3 años y medio:

  • Los bloques de cilindros
  • Torre rosa
  • Escalera de marrón
  • Cajas de colores II y III
  • Telas
  • Cilindros de sonido
  • Botellas con distintos olores
  • Botellas de sabores, entre otros.

A partir de 4 años:

  • Gabinete de botánica
  • Botellas Térmicas
  • Binomio
  • Trinomio
  • Decanomio
  • Y todas las cajas de triángulos constructores.

Área de lenguaje 

Tiene como fin, el aprendizaje de la lectoescritura.

Está compuesta por libros, juegos de sonidos, secuencias temporales, trazados de letras, símbolos, entre otros. La esencia es tener un contacto con las letras y sus significados. 

En este material, podemos encontrar y/o utilizar kit de miniaturas de sonidos, con el propósito de realizar distintas actividades y juegos. De manera que los niños se diviertan mientras van aprendiendo.

Alfabeto de sonidos

Se pueden realizar una especie de cajonera de madera o de pläastico con pequeñas cajitas de sonidos, donde cada uno tenga su lugar conforme a su sonido. El objetivo es que puedan reconocer una estructura visual y ordenada para cada sonido. 

Letras de lija

Una vez  que el pequeño tiene conocimiento de los sonidos, podemos trabajar con letras de lija, con el propósito de que la experiencia sensorial involucre más sentidos como vista, oído y tacto. De esta forma tendrá una comprensión más interna de cada una de ellas. 

Bandeja de arena

También poner a los niños a escribir sobre la arena con los dedos, les ayuda a tener un experiencia similar a la lija. Pero en este caso la podrán borrar y volver hacer, hasta que se sientan a gusto con el trazo. 

Alfabeto Móvil

Esta fase es donde los niños pueden combinar los sonidos con las letras.

Este alfabeto está hecho con letras talladas en madera, con el fin que puedan sentir la forma de cada una de ellas. De manera que las vocales sean de color azul, y las consonantes de color rojo.

Posteriormente los niños empezarán a escribir palabras fonéticas cortas, y así aumentando su complejidad hasta conceptos de ortografía, sea con palabras y con grupos consonánticos. 

Actividades del área de lenguaje

Para los 2 años y medio, lo adecuado es empezar a potencial el lenguaje hablado, a través de contarles historias, leer libros, poesías, adivinanzas, y sobre todo dejar que se expresen y escucharles sin corregirles. 

Para los 3 años y medio:

  • Letras de lija
  • Resaques metálicos

A partir de los 4 años y medio:

  • Alfabeto móvil
  • Leer primeras palabras
  • Escribir en papel, o pizarras

A partir de los 5 años:

Los niños y las niñas ya empiezan a mostrar interés por la lectura y empiezan a leer sus primeras palabras y frases. Cuando la lectura se haya hecho más fluida, se pueden realizar ejercicios más complejos, como son: masculino/femenino, singular/plural, entre otras.

El fin es que el niño desarrolle una interpretación de lo que está leyendo. 

Área de las Matemáticas

En esta área, se lleva a los niños a vivir una experiencia concreta y poco a poco más abstracta de los principios matemáticos.

Cada uno de los materiales Montessori del área de matemáticas ayuda a desarrollar una mente matemática, es decir capaz de realizar análisis, ordenaciones, síntesis, clasificaciones, entre otras. 

Caja de Husos 

Este material es perfecto para aprender las cifras del sistema decimal del 0 al 9 y aprender los símbolos que representan cada número.

Consiste en una caja de madera con diez compartimientos ordenados del 0 al 9, junto con 45 husos de madera, que no tienen ninguna marca ni pintada.

La esencia es que el niño vaya colocando esos 45 husos en las cajas. Por ejemplo en el apartado 0 no tenemos que poner ninguno, en el apartado con el número 1 tenemos que poner un huso, en el apartado del número 2 tenemos que poner 2 husos, y así sucesivamente.

Con las barras numéricas rojas y azules se relacionan la cantidad con el número, estos también contienen dos juegos y barras. Así, pueden experimentar las relaciones complementarias de los números, y de forma progresiva, iniciar en las operaciones básicas. 

Perlas y colgadores

Aquí pueden visualizar una vez más de forma que puedan manipularlos, la asociación cifra-cantidad.

El colgador puede ser del 1 al 9, y 10 al 19 y así progresivamente el niño vaya avanzando. 

Tablas de Seguín

Se pueden encontrar desde el 11 al 19, para trabajar con las distintas decenas de manera que cada operación tenga su tablero correspondiente.

El propósito es entender el concepto en sí de la operación y avanzar en su complejidad. 

Tablero de multiplicación, división y división larga

Este material se lleva a cabo con un tablero de ajedrez para multiplicar, junto a la caja de números y perlas para multiplicar. Así se pueden realizar varias operaciones desde la más básica, hasta aquellas que tienen varios dígitos. 

En cuanto a la división, sigue el mismo orden operativo que el de la multiplicación, primero con lo más básico y luego aumentando la complejidad. 

Tablero de 100

Aquí se trabajarán la numeración desde el 1 hasta el 100.

Este tablero permite conocer de forma más precisa la estructura de las distintas decenas y de esta forma realizar varios juegos, que ayuden a los niños a interiorizar las series numéricas. 

Ábaco

Se utiliza junto a las tarjetas grandes de números, para realizar operaciones simples, como multiplicación, división, y resta. Incluso geometría y fracciones. 

Agregamos también los peores fraccionarios,  el tablero de fracciones y fracciones metálicas, entre otros. 

Área de Geografía e Historia

Su propósito es desarrollar una comprensión del mundo y los habitantes en ella, desde los lugares más cercanos hasta los más lejanos, ensenarles las diferentes banderas, costumbres, cultura, etc. 

Se pueden utilizar bandejas con las formas de la tierra y el agua con el fin de mostrarles la relación que existe entre la tierra y el agua. 

Por otro lado están las tarjetas de lija de las formas de la tierra y el agua, con  el fin de que el niño, sienta su forma a través del tacto.

Además pueden utilizarse los puzzles de los mapas de continentes de madera y el gabinete de mapas. El propósito es conocer su forma, nombre y posición. 

Área de Botánica y Zoología 

El propósito de esta es conocer los diferentes aspectos de la  naturaleza en el mayor detalle posible.

Podemos encontrar el gabinete de hojas. Con este material Montessori, los niños aprenderán los nombres de hojas, sentir su forma, compararlas con las que ha han visto y también conocer cada una de las partes de ellas y sus nombres.

También pueden ser útiles los puzzles de semilla, raíz, flor, hojas y árbol. 

Por otro lado otros puzles con esqueletos de algunos animales ayudan a aprender la fisionomía de los animales. Podemos encontrar puzzles de madera de tortugas, pájaros, caballos, ranas y muchos más.

Área de la Música

Esta área es muy importante, porque los sonidos ayudan al desarrollo del cerebro de los niños.

Para esta materia se utilizan las campanas Montessori. Con ella los niños pueden hacer varios sonidos y emparejarlos, experimentar con la escalera musical y tocar sus primeras canciones. 

También encontramos otros materiales como la torre de sonido o los sonajeros.

Materiales Montessori: ¿Cómo utilizarlos?

Si te abruma la información sobre todos los materiales o tienes alguna duda sobre cómo se utilizan alguno de ellos, te animo a que veas el siguiente vídeo.

Aprenderás porqué los materiales Montessori no son juguetes sino que son herramientas para que los niños y las niñas aprendan de forma manipulativa y a su ritmo.

Esperamos que este resumen con los materiales montessori te haya parecido útil para el desarrollo de tu peque. Si tienes cualquier sugerencia, puedes dejarla en los comentarios. ¡Muchas gracias!

Artículo escrito por Mirian, mamá de dos niños y autora del blog Mamisypeques.com